1543
ago. 19 de 2015
Innovación y tendencias
Tiempo de lectura: 5 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

El curado se define como el proceso de controlar y mantener un contenido de humedad satisfactorio y una temperatura favorable en el concreto, durante la hidratación de los materiales cementantes, de manera que se desarrollen en el concreto las propiedades deseadas.

En términos generales, existen cuatro grandes formas de curar el concreto o grupos de métodos de curado para el concreto:

  1. Métodos que mantienen un ambiente húmedo mediante la aplicación continua o frecuente de agua.
  2. Métodos que mantienen la presencia de parte del agua de mezclado en el concreto durante el periodo inicial de endurecimiento.
  3. Métodos que aceleran la ganancia de resistencia.
<< Descubre los beneficios del Concreto Color descargando el ebook “El color como elemento integrador” >>
Inundación

El procedimiento ideal para mantener el concreto saturado, o tan saturado como sea posible, con el fin de garantizar una correcta hidratación de los materiales cementantes, es la inundación (inmersión) total de la pieza terminada de concreto en agua. Sin embargo, por razones de espacio y manejo de los elementos, no es muy utilizada.

Sin embargo, en superficies planas como pavimentos, pisos, placas de entrepiso, techos planos o donde se pueda formar fácilmente un estanque artificial con una lámina permanente, se puede minimizar la pérdida de humedad y se garantiza un suministro permanente de agua a la superficie en contacto, manteniendo la temperatura uniforme en el concreto. Generalmente el delta de temperatura entre el concreto y el agua debe ser como máximo 11°C, para evitar gradientes térmicos que podrían causar agrietamiento.

Rociado

La aspersión continua de agua por medio de rociadores o boquillas proporciona un buen mecanismo de curado para el concreto, siempre y cuando la temperatura ambiente esté suficientemente por encima de la de congelación, y la humedad relativa sea baja. En superficies horizontales los rociadores de jardín son efectivos, siempre y cuando se alcance una buena cobertura. Por su parte, en elementos verticales las mangueras agujereadas son útiles.

En lo posible, el rociado debe ser continuo; si se hace de manera intermitente el concreto puede secarse entre las aplicaciones de agua, generando ciclos de humedecimiento y secado que pueden generar agrietamientos superficiales.

Nebulización de agua

Otra técnica utilizada consiste en generar una capa de niebla artificial con atomizadores alrededor de los elementos que se pretenden curar a temperatura ambiente. Sin embargo, requiere el uso de cámaras herméticas o espacios cerrados que impidan la pérdida de la niebla por evaporación.

Cubiertas húmedas

Otro método empleado para el curado son las cubiertas húmedas saturadas, que pueden ser de tierra, arena, aserrín o paja, tejidos de fique y telas de algodón u otro material que retenga la humedad. Los materiales granulares utilizados deben estar libres de sustancias que puedan perjudicar al cemento o que puedan mancharlo o decolorarlo.

Ejemplo de formas de curar el concreto

Crédito: Flickr – USACE.

Láminas de plástico

Uno de los métodos más utilizados es la aplicación de rollos de polietileno sobre la superficie del concreto, con el objetivo de mantener la parte del agua de mezclado en el concreto durante el periodo inicial de endurecimiento. Deben colocarse sobre la superficie tan pronto como sea posible, sin deteriorarla, y debe cubrir todas las caras expuestas del concreto. Además es indispensable fijarlas adecuadamente para que permanezca en contacto con el concreto durante el tiempo de curado especificado.

Vale la pena resaltar que los concretos arquitectónicos deben ser curados por otros métodos debido a que la condensación de la humedad bajo la película plástica ocasiona una distribución dispareja del agua, lo cual generalmente se manifiesta en forma de manchas.

Láminas de plástico para curar el concreto

Crédito: Flickr – WSDOT.

Papel impermeable

Es un método similar a las láminas de plástico. Básicamente está compuesto por dos láminas de papel kraft unidas con un adhesivo bituminoso reforzado con fibra. Generalmente cuando el concreto ha endurecido lo suficiente para evitar daños superficiales, deberá ser saturado completamente con agua y se le deberá colocar el papel con el mayor ancho que se pueda contar. Los bordes de las hojas deberán quedar traslapados aproximadamente 15cm y estar sellados firmemente con arena, tablones de madera o cinta adhesiva.

Ejemplo de una de las formas de curar el concreto

Crédito: Flickr – Tafe Sa Tonsley.

Membranas de curado

Los componentes líquidos formadores de membranas de curado a base de parafinas, resinas, caucho clorado y solventes de alta volatilidad a temperatura normal, se pueden usar para retardar o reducir la evaporación de la humedad del concreto. Son adecuados para proteger el concreto fresco una vez se ha evaporado el agua de exudación, para prolongar el autocurado o también después del curado húmedo inicial. Se pueden aplicar con atomizador manual o con rociador mecánico, generalmente a una presión manométrica entre 5 y 7 kg/cm2.

Se deben aplicar en cantidad tal que permita satisfacer los requisitos del ensayo de retención de agua (ASTM C156).

Obrero de durante proceso de curar el concreto

Curado al vapor

El curado a vapor acelera la ganancia de resistencia a edad temprana, suministrando calor y humedad adicional al concreto. Según el tipo de elemento, puede ser curado a vapor a baja presión y el curado con vapor a alta presión. El primero se realiza normalmente a presión atmosférica y se aplica para estructuras encerradas fundidas en obra o para grandes unidades prefabricadas de concreto, mientras que el segundo emplea vapor a alta presión mediante autoclaves y se aplica a pequeñas unidades prefabricadas.

Otros métodos

Existen además otros métodos que aceleran la ganancia de resistencia a edad temprana como por ejemplo la aplicación de serpentines de calentamiento, las formaletas calentadas eléctricamente o el uso de rayos infrarojos.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

"Uno de los métodos más utilizados es la aplicación de rollos de polietileno sobre la superficie del concreto, con el objetivo de mantener la parte del agua de mezclado en el concreto durante el periodo inicial de endurecimiento".

Comparte en

Conclusión

El método escogido o la combinación de ellos dependerá de factores tales como el tipo de mezcla y sus ingredientes, el volumen y la forma del elemento, las instalaciones de producción, la disponibilidad de elementos y materiales para la protección y el curado, la apariencia estética y los costos.

Califica este artículo
Rate this article:
5.0
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

¿Quieres comentar?

Este campo es requerido. Mínimo 4 caracteres.
Ingrese un email válido
Este campo es requerido. Mínimo 5 caracteres.

{{comment.AnonymName}}

Responder

{{ commentTwo.AnonymName }}

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Please login or register to post comments.

Theme picker