1832
sep. 1 de 2010
Buenas prácticas
Tiempo de lectura: 2 MINUTOS
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

El proporcionamiento de mezclas de concreto o mortero, más comúnmente designado como diseño de mezclas, es un proceso que consiste en la selección de los ingredientes disponibles (cemento, adiciones cementantes o suplementarias, agua, presencia de aire y aditivos) y la determinación de sus cantidades relativas para producir un material con el grado requerido de consistencia , manejabilidad y plasticidad; que al fraguar y endurecer a la velocidad apropiada en condiciones de humedad y temperatura satisfactorias adquiera las propiedades de resistencia, modulo de elasticidad , compacidad y peso unitario , impermeabilidad y durabilidad, estabilidad de volumen y apariencia adecuadas.

Una estructura de concreto simple o reforzado; de un mortero de piso, de pega o de pañete (revoque); o de una inyección de contacto, un estampillado de tabletas de piso, o un simple emboquillado. En todos los casos, la tendencia de este nuevo milenio al respecto es proporcionar los ingredientes para que se satisfagan todos los requerimientos que tienen estas mezclas, tanto en estado fresco (plástico), como durante el proceso de fraguado y desde luego en estado endurecido. Ello ha conducido al desarrollo de los llamados “concretos o morteros por desempeño” (de desempeño normal; de alto desempeño; o de ultra-alto desempeño); es decir, mezclas diseñadas a la medidas ajustadas a cada caso particular.

Las lechadas de cemento, en realidad, siempre se han diseñado por desempeño. Estas proporciones, desde luego, dependen de las propiedades y características de los ingredientes usados, de las propiedades y características de los ingredientes usados, de las propiedades particulares del concreto o mortero especificado, y de las condiciones particulares bajo las cuales la mezcla será producida y colocada. Por ello, se debe romper la costumbre de utilizar “recetas únicas” dosificadas por volumen (el paradigma de la mezcla 1:2:3).

La literatura técnica disponible en el país contempla diferentes métodos de diseño que permiten dosificar el concreto por peso, con bajas relaciones agua/cemento (por debajo de 0,5 cuando se espera deterioro por agentes agresivos), con granulometrías continuas, y con baja relación de vacíos.

Con objeto de establecer las bases para los ensayos de calidad de la mezcla y la necesidad imperativa de un curado inmediato a la presentación del fraguado final, es conveniente que durante la fase de diseño de mezclas se obtengan las curvas de desarrollo de resistencia de cada tipo de mezcla a las siguientes edades: 1, 3, 7, 14, 28, 56 y 90 días. De igual manera, según las necesidades es conveniente conocer su módulo de elasticidad a los 28 días de edad y el valor final de su contracción a los seis meses de edad.

Por razones de durabilidad, es indispensable conocer las circunstancias bajo las cuales quedará expuesto el material. Ello define que precauciones deben tomarse desde el diseño.

Diseño de mezclas de concreto

El diseño de mezclas de concreto, de morteros y de lechadas, es un factor crítico dentro del buen comportamiento de una estructura.

Comparte en

Conclusión

El diseño de mezclas de concreto, de morteros y de lechadas, es un factor crítico dentro del buen comportamiento de una estructura.

Califica este artículo
Rate this article:
No rating
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

¿Quieres comentar?

Este campo es requerido. Mínimo 4 caracteres.
Ingrese un email válido
Este campo es requerido. Mínimo 5 caracteres.

{{comment.AnonymName}}

Responder

{{ commentTwo.AnonymName }}

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Please login or register to post comments.

Theme picker