1358
oct. 16 de 2015
Proyectos en concreto
Tiempo de lectura: 3 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

El metro de Sao Paulo fue inaugurado el 14 de septiembre de 1974. Tiene más de 61 kilómetros de longitud en 4 líneas diferentes, con 55 estaciones a lo largo de todo su recorrido. Diariamente es utilizado por más de 1.936 personas, lo que lo convierte en uno de los metros más usados en Latinoamérica.

Metro de Sao Paulo
Crédito: Flickr – Lina Nagano

Sistemas constructivos

Las líneas que tienen más de 10 kilómetros de longitud- atraviesan importantes y concurridas vías de la ciudad. Por lo tanto fue necesario emplear diferentes sistemas constructivos, encontrando tramos a nivel de piso y pasos subterráneos. Cuando se utilizan pasos subterráneos es de gran importancia realizar un estudio exhaustivo de las condiciones geológicas del sitio donde pasará dicha línea, para garantizar una construcción segura y no generar retrasos durante la ejecución de la obra.

La construcción de la Línea 4 del metro de Sao Paulo se convirtió en todo un reto para la ingeniería debido a las condiciones de diferentes tramos, ya que se necesitaba que esta obra fuera pionera en el uso de nuevas tecnologías en Latinoamérica, en especial el tramo comprendido entre las estaciones de Faria Lima y el pozo João Teodoro, punto de encuentro de múltiples rutas. Se emplearon diferentes métodos de excavación ya que se presentaban diversos estratos de suelo con características específicas y debido al nivel de ocupación de algunos lugares en la superficie. Así, se optó por excavar con tuneladora un tramo de 7,5 kilómetros y el resto de forma convencional con excavadoras.

Sistemas constructivos
Crédito: Flickr – Governo do Estado de Sao Paulo

Excavación

Para la excavación se utilizó un compuesto de espuma de tenso activo y polímero el cual tenía la función de impermeabilizar el frente de la excavación, reducir la permeabilidad de los materiales excavados con el fin de tener un adecuado control de presión, mezclar el material para el transporte por banda transportadora y reducir el desgaste del equipo de trabajo.

Mientras se realizaba la excavación en el frente de obra, un alimentador de prefabricados de concreto que estaba incluido en la tuneladora, levantaba y ubicaba los anillos que aseguraban la estabilidad del túnel, generando una junta entre cada anillo, la cual debió ser inyectada. Para esto se utilizó un sistema de dos componentes (silicato de sodio y mezcla fluida de cemento). Dependiendo de la dosificación del silicato de sodio, la mezcla podía obtener textura de gel en un tiempo de 5 a 15 segundos, luego del cual ya no era posible que el agua subterránea arrastrara material fino. De igual forma se tenía que dosificar la cantidad de inyección (8,1 m3/junta) para no afectar la calidad de la junta.

Construcción de la línea 4 del Metro
Crédito: Flickr – Governo do Estado de São Paulo

La excavación contaba con una estación de tratamiento de aguas residuales la cual tenía como propósito el destino de la espuma (que era biodegradable), la sedimentación de las partículas sólidas del material de excavación, y tratar el pH básico generado por el uso de cemento en las inyecciones de mortero.

Anillos prefabricados de concreto

Los anillos que se instalaron se forman a partir de un grupo de nueve segmentos prefabricados de concreto reforzado con fibras de acero. Cada segmento –reforzado con 40 kg/m3 de fibra- logró 45 MPa de resistencia a la compresión. Los anillos tienen un diámetro interior de 8,43 m, 35 cm de espesor, diámetro exterior de 9,13 m y 1,5 m de ancho, con una pequeña variación que permitió, por el posicionamiento entre los anillos adyacentes, cambiar la dirección del túnel y llevar a cabo la ruta prevista con sus curvas.

Anillos prefabricados de concreto
Crédito: Flickr – Andre Kenji de sousa

La fabricación de estos anillos prefabricados se realizó en Jaguaré, un punto central de la línea 4. Con capacidad de producción diaria promedio de 12 unidades, con una precisión de hasta 0,5 mm.

Excavación para construcción de Línea 4
Crédito: Flickr – Governo do Estado de São Paulo.

Metro de Sao Paulo

Crédito: Flickr – Wilfredo Rodríguez.​

Comparte con nosotros tus opiniones e inquietudes.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

"La construcción de la Línea 4 del metro de Sao Paulo se convirtió en todo un reto para la ingeniería debido a las condiciones de diferentes tramos, ya que se necesitaba que esta obra fuera pionera en el uso de nuevas tecnologías en Latinoamérica".

Comparte en

Conclusión

La construcción de la Línea 4 del metro de Sao Paulo se convirtió en todo un reto para la ingeniería y pudo ser sorteado con éxito gracias a una cuidadosa planeación y el empleo de las últimas tecnologías de la industria.

Califica este artículo
Rate this article:
No rating
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Leave a comment

Name:
Email:
Comment:
Add comment