1727
dic. 15 de 2011
Concreto
Tiempo de lectura: 5 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

Hoy en Ecuador coexisten dos tecnologías de producción de adoquines de concreto: el monocapa y el bicapa. El primero es un sistema poco utilizado actualmente a nivel mundial y descontinuado en países tecnificados, pero por razones culturales es muy utilizado en este país. ¿Puede seguir compitiendo el sistema monocapa contra la tecnología bicapa hoy en el mercado?

La producción de los adoquines en Quito está conformada en su mayoría por empresas artesanales y un porcentaje mínimo por empresas industrializadas, las primeras corresponden a pequeñas empresas, con máquinas manuales y poco o ningún control de calidad; las segundas con una inversión importante en tecnología son empresas medianas y grandes con procesos productivos tecnificados y un estricto control de calidad.

El caso de la fábrica D’Concreto

Como parte de una consultoría técnica realizada a la empresa D´Concreto, tuvimos la oportunidad de conocer y analizar este mercado. Esta empresa no lleva más de un año de producción y tiene una máquina de marca Columbia, localizada a 40 minutos de Quito, en la vía que conduce a Calacalí. Desde el inicio de la producción, ha tenido problemas técnicos con sus productos: textura abierta, baja resistencia, alta absorción, entre otros.

adoquines de concreto

Máquina Columbia, cambio en los tiempos de compactación.

Por un factor de tipo cultural la producción de adoquines en Quito ha llevado al uso por muchos años de la tecnología monocapa, impidiendo sutilmente la introducción masiva del adoquín bicapa. 

Hoy en día es muy común escuchar a clientes preferir el adoquín monocapa por la desconfianza que supone el riesgo de una posible separación de las capas. Aunque la tecnología bicapa ya existe hace varios años en el país, todavía no se percibe una preferencia por este sistema utilizado en otros países con suficientes y probados beneficios.

Uno de nuestros retos fue trabajar con tecnología monocapa, que todavía sobrevive en varios países pero con dificultades en la mejora de costos de producción, acabado y textura. El segundo reto fue competir contra un mercado muy bien posicionado que posee y explota la tecnología bicapa.

Ingresar en un mercado que lleva más de dos décadas monopolizado por un solo fabricante no es fácil, pero tampoco es imposible, solo hay que saber cómo convertir sus debilidades en nuestras fortalezas.

Cuando no hay de dónde escoger nos conformamos con lo que tenemos y en este caso los clientes en Quito estaban acostumbrados a:

1. Resistencia a la compresión: el mercado ofrece 400 kg/cm2 para todos los adoquines tanto de 6 cm como de 8 cm de altura. La norma INEN –Instituto Ecuatoriano de Normalización- permite ofrecer 300 kg/cm2 para 6 cm y 400 kg/cm2 para 8 cm. Se puede llegar a entender por qué los fabricantes toman esta decisión, puede ser por facilitar la producción pero, ¿qué pasa con el sobrecosto en el que se está incurriendo en el adoquín de 6 cm?  

2. Bicapa: esta tecnología está presente, pero a los clientes parece no importarles, tienen la sensación, infundada en gran medida, de que existe el riesgo de la separación de las capas.  Muchos sabemos, que aunque es probable, si se mantiene un estricto control de calidad esto no sucede.

3. Acabado y textura: aunque se trabaja con tecnología bicapa no es fácil entender por qué la textura deja tanto qué desear: es cerrada y sellada pero rugosa, no es lisa, y por esta razón los biseles se pierden; el color no es homogéneo, aún en los grises hay varias tonalidades.

Claves para mejorar la textura de los adoquines monocapa

Lo bueno de tener competencia es que para los clientes se ve reflejado en más alternativas y para el fabricante en una posibilidad de mejorar. La competencia nos mantiene vivos, no es que el pez grande se come al pequeño; es el más rápido el que se come al lento. Es aquí en donde la capacidad de innovar hace la diferencia, las empresas que están dispuestas a reinventarse cada día crecen, las que no, desaparecen. Una forma de innovar en esta industria es con nuevos y mejores productos.

Con esto se plantea el reto, ¿es posible competir en este mercado con tecnología monocapa y apoderarse de una parte de este de forma que sea un negocio productivo? La respuesta es sí, y a continuación presentamos la estrategia para conseguirlo.

El objetivo principal se centra en obtener la resistencia a la compresión pero con buena textura y acabado. Se le apunta a 400 kg/cm2 inicialmente en adoquines de 6 cm de altura. Hasta allí no hay nada difícil, lo complicado está en mantener esta resistencia con la textura que se busca. Se sabe por experiencia que en los adoquines la resistencia es inversamente proporcional a la textura.

Elaboramos un plan para cumplir el objetivo, comenzando por los agregados. Debido a su bajo peso y dureza se descartan los usados y se comienza la búsqueda de nuevos agregados que procedan de río. Luego elaboramos os diseños de mezcla y comenzamos pruebas. Al comienzo no hubo satisfacción con la textura, es posible que el aditivo no estuviera haciendo bien su trabajo, se hizo otra búsqueda y selección. Las nuevas pruebas mostraron los resultados esperados.

adoquines de concreto

Selección de nuevos agregados.

Después nos centramos en los tiempos de vibrado y compactación: estaban bajos. Se ajustaron a nuevos valores y se evidenció inmediatamente una subida en la densidad. Se debe tener en cuenta que la variable densidad es la responsable de la mayoría de los problemas en el concreto, un valor bajo afectará la absorción, la abrasión y por ende la resistencia. Es una clave que si la controlamos estaremos solucionando gran parte de los problemas.

Los resultados son satisfactorios, 410 kg/cm2 a 24 horas de curado al vapor. Se realizan los ajustes necesarios al diseño para optimizar la cantidad de cemento y se seleccionan las pruebas que cumplan con la textura buscada.

Al final logramos obtener un acabado mejor que el de la competencia, siendo el de ellos bicapa y el nuestro monocapa. Los resultados obtenidos al cabo de 15 días de haber comenzado la asesoría evidenciaron una mejora sustancial tanto en la textura como en la resistencia.

adoquines de concreto

Adoquines de la competencia.

adoquines de concreto

Resultados obtenidos 410 kg/cm2 en 24 horas.

adoquines de concreto

Textura nueva vs Textura anterior

¿Cuál ha sido tu experiencia con este tipo de tecnologías? Te invito a comentar y expresar tus inquietudes y experiencias.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

Al final logramos obtener un acabado mejor que el de la competencia, siendo el de ellos bicapa y el nuestro monocapa.

Comparte en

Conclusión

En conclusión, existe un punto en el que la textura y la resistencia pueden ser las óptimas, la clave está en saberla encontrar. Si te interesa saber más sobre los prefabricados, te invito a leer el artículo que escribí sobre las variables que influyen en la producción de prefabricados de concreto.

Califica este artículo
Rate this article:
5.0
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

¿Quieres comentar?

Este campo es requerido. Mínimo 4 caracteres.
Ingrese un email válido
Este campo es requerido. Mínimo 5 caracteres.

{{comment.AnonymName}}

Responder

{{ commentTwo.AnonymName }}

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Theme picker