1623
sep. 10 de 2018
Innovación y tendencias
Tiempo de lectura: 6 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

A través de este artículo haremos un recorrido por las recomendaciones que deber tener en cuenta una empresa fabricante de materiales de construcción en su estrategia operativa, para adaptarse a la metodología BIM.

*Artículo cortesía de Alejandro López Vidal, Director Técnico de la Asociación Española de la Industria del Prefabricado de Hormigón (ANDECE).

Modelación BIM estadio

Modelación BIM estadio.

Crédito: Fenwick Iribarren Architects.

El buscador Google arroja más de 60 millones de resultados asociados al término BIM –Building Information Modeling-. No es objeto de este artículo profundizar sobre este concepto cuando disponemos de abundante literatura al respecto, y sí en cambio proporcionar unas recomendaciones de cómo debería afrontar una empresa fabricante de materiales de construcción su estrategia operativa para adaptarse a la metodología BIM, en un contexto en el que los proyectos constructivos son cada vez más globales, más multidisciplinares y multinacionales.

Principales factores relativos a BIM

La metodología BIM o modelado de información de construcción, es un fenómeno imparable que irremediablemente empieza a cambiar la forma en que se ha concebido la construcción hasta ahora.

BIM viene fundamentalmente a “poner orden” en los proyectos de construcción, estableciendo mecanismos que permiten a todos los agentes participantes (direcciones de proyecto, empresas constructoras y subcontratistas, proveedores de materiales de construcción, administraciones, gestores de edificios e infraestructuras, etc.) establecer una comunicación más fluida, basándose en el desarrollo y acceso a modelos digitales espaciales compartidos.

En la etapa pre-BIM, cada proyecto, un edificio por ejemplo, se compone a su vez de determinados sub-proyectos (estructura, fachadas, instalaciones, accesos, entre otros.) diseñados y ejecutados mediante planos, de forma independiente y a veces contradictoria (por ejemplo, una tubería que se define por donde ya transcurre una columna), provocando un número muchas veces elevado de errores que surgen fundamentalmente durante la fase de ejecución, con los consecuentes perjuicios en plazos y costes.

Aumento de costes en las fases de construcción

Aumento de costes a lo largo de las fases de construcción. BIM fuerza a detectar los errores en las edades tempranas del proyecto, cuando es mucho más sencillo y económico corregirlos.

Crédito: ANDECE.

Llevado al papel del proveedor de productos de construcción, conviene destacar un par de factores característicos de la nueva metodología para determinar cómo debería actuar y definir su estrategia adaptativa a un contexto en el que BIM está paulatinamente imponiéndose en los proyectos:

1. Se fundamenta en el uso de software capaz de generar y procesar la información de elementos constructivos virtuales que contienen unos datos básicos (3D, la geometría) y que pueden adicionalmente añadir otros datos necesarios para ejecutar el proyecto (4D, tiempo; 5D, el coste; 6D, la sostenibilidad; 7D, el mantenimiento) [2]

2. Obliga a la colaboración entre todos los agentes intervinientes en el proyecto y la construcción del edificio o infraestructura, de forma que cualquier cambio que se produzca a lo largo del proceso represente inmediatamente una determinada información para el resto de los participantes, de forma que se pueda reaccionar de forma rápida y económica.

Por lo tanto, cada componente individual que conformará la futura construcción debe contar con una información (geometría y otras características adicionales) perfectamente definida en la fase de proyecto. Cualquier modificación posterior, bien aún durante el proyecto o durante la fase de ejecución, deberá ser convenientemente valorada puesto que esto afectará con seguridad a otros componentes adyacentes, implicando posiblemente una ralentización del proyecto o la ejecución, con los consecuentes sobrecostes.

Con este nuevo concepto del trabajo, mucho más organizado, BIM refuerza también la necesidad de elevar la calidad de los proyectos (mejor estudiados) para evitar modificaciones posteriores, ya sea por errores de ejecución, imprevistos e incluso intereses particulares (los tan temidos modificados).

Hacia la digitalización del portafolio de productos de construcción

Podríamos agrupar a fabricantes de elementos altamente estandarizados, como pavimentos, tubos, ​mobiliario urbano ​o bloques de concreto, en el que las empresas suelen disponer de un catálogo comercial muy definido. En este caso, el salto a la metodología BIM es relativamente sencillo y ágil, puesto que será suficiente con la digitalización de sus productos, que bien puede llevarse a cabo con técnicos propios con experiencia en uso de software de modelado BIM, o bien con empresas especializadas que se dedican a la creación de ficheros BIM.

Y en el otro caso, estarían aquellos fabricantes (o casi mejor referirnos a diseñadores de construcciones prefabricadas de concreto como estructuras o fachadas) en que cada proyecto u obra es única. Los elementos que los componen (vigas, columnas, forjados, paneles de fachada, entre otros.) aunque cuenten con parámetros fijos (resistencias características del concreto, secciones tipo, entre otros.), hay que adaptar la información para cada supuesto. En esta hipótesis, lo recomendable es que el fabricante desarrolle unos patrones o modelos tipo de todos sus elementos constructivos, parametrizando aquellas características que varíen en cada proyecto.

Otra decisión que subyace en este sentido es qué cantidad de información debe incorporarse en BIM, para lo cual debemos decidir qué debe incluirse y qué no (por ejemplo, características que no sean relevantes para el proyecto, o prefieran omitirse por ser información confidencial, entre otros.)

A partir de aquí, es esencial apuntar la importancia que irán adquiriendo las plataformas BIM de objetos de construcción, que ofrecen un número creciente de archivos digitales de productos y sistemas de construcción, tanto de fabricantes de marcas comerciales como de productos genéricos.

Viga artesa prefabricada de hormigón

Ventana de presentación de la viga artesa prefabricada de hormigón en la galería BIMETICA.

Crédito: ANDECE

Los próximos años deben marcar el proceso gradual hacia una implantación plena de la metodología BIM, tanto en la construcción pública (Administraciones que establecen unas fechas para la obligatoriedad de trabajar en BIM, como es el caso de España) como en la privada (destáquese la gran obra actual del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México) pero en cualquier caso, se trata de una evolución hacia la digitalización de los proyectos de construcción, por lo que los fabricantes de productos de construcción deberán decidir cuándo acometer su salto hacia la metodología BIM.

El Estadio Nacional de Bakú es un caso de éxito de los beneficios que ofrece la metodología BIM, allí se muestra la velocidad y la calidad del diseño en cada nivel de su desarrollo. El nuevo estadio, con techo retráctil y 68,000 asientos, fue la sede de la ceremonia de apertura de los primeros Juegos Europeos celebrados en 2015.

Fachada interior Estadio de Bakú

Fachada interior Estadio Nacional de Bakú 

Crédito: https://www.tekla.com/

Fachada exterior Estadio de Bakú

Fachada exterior Estadio Nacional de Bakú

Crédito: https://commons.wikimedia.org/

Referencias

[1] To “BIM” or not to “BIM” – Desafío industria de los elementos prefabricados de hormigón. Transformación en los métodos de trabajo en el sector de la construcción - parte 1: Antecedentes http://bit.ly/2nDWCOK y parte 2: Experiencias con BIM http://bit.ly/2FnBSF1 Alejandro López. Revista CPI

[2] “7 dimensiones del BIM, la metodología que cambiará la construcción en A. Latina”. Juan Antonio Cuartero – América Economía http://bit.ly/2D9uW8J 

[3] ANDECE en las plataformas de objetos BIM de productos de construcción http://bit.ly/2FkxDKs

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

La metodología BIM o modelado de información de construcción, es un fenómeno imparable que irremediablemente empieza a cambiar la forma en que se ha concebido la construcción hasta ahora.

Comparte en

Conclusión

Para los próximos años se espera la implementación total de la metodología BIM, tanto en la construcción pública como en la privada. Esto, sin lugar a duda, es una evolución hacia la digitalización de los proyectos de construcción.

Califica este artículo
Rate this article:
5.0
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Leave a comment

Name:
Email:
Comment:
Add comment