1471
jun. 14 de 2018
Proyectos en concreto
Tiempo de lectura: 4 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

El centro cultural universitario Rogelio Salmona de la Universidad de Caldas (Manizales, Colombia), se trata de un ambicioso proyecto cultural que crea un espacio integrador a escala regional y metropolitana para promover la innovación, la investigación y el aprendizaje a través de las nuevas tecnologías y las artes visuales.

Este artículo es una colaboración de la arquitecta María Elvira Madriñán.

En el centro cultural se concibe la arquitectura como arte y se establece una estrecha relación con el entorno urbano y regional, creando un diálogo que estimula la imaginación.

Centro Universitario

Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona. Crédito: Calos Naranjo.

El proyecto está localizado en un terreno con una fuerte pendiente, con vistas espectaculares a la ciudad y a las montañas que la rodean. Se estructura alrededor de un patio rectangular dispuesto en el sentido longitudinal del terreno, para responder a las condiciones topográficas del lugar y obtener economías considerables en la construcción.

Un excelente equipo técnico se encargó de todos los aspectos necesarios para lograr eficiencia en la operación y economía en el uso de los recursos, con el objetivo de garantizar la sostenibilidad ambiental.

En la construcción se utilizaron técnicas innovadoras contemporáneas, como aisladores de base en la cimentación, pero a la vez se puso en valor el trabajo artesanal y la mano de obra, como parte fundamental de la arquitectura.

Los materiales seleccionados fueron el concreto a la vista  y el ladrillo, por ser aquellos con los cuales se había trabajado ampliamente en el estudio de arquitectura de Rogelio Salmona S.A. y se tenía destreza en su uso. En la región no había experiencia de construcción con esos materiales a la manera como ellos lo hacían, por eso, pensaron que lo más importante era hacer escuela con todas las personas que participarían en la construcción y así transmitir el conocimiento adquirido en el uso de los materiales para garantizar los resultados deseados.

Se empezó por hacer investigaciones con empresas concreteras y se seleccionó a Argos con la idea de desarrollar un tono color ocre exclusivo, más cálido, tomando en cuenta que sería uno de los materiales protagónicos de la obra, tanto en la fachada como al interior del edificio, al igual que el ladrillo.

Para el desarrollo del concreto ocre, se dio continuidad a la investigación que se había iniciado con Argos en 2010 con el proyecto de la Alianza Francesa de Bogotá, para obtener un concreto ocre con el uso de pigmentos. Se hicieron muchas pruebas, con arenas y cementos de diferentes orígenes, con pigmentos líquidos y en polvo, con diferentes agregados hasta obtener el tono deseado, con mezclas y proporciones precisas.

Tono del concreto

Técnica de concreto a la vista. Crédito: Luis Suárez.

El mismo proceso se adelantó para obtener ladrillos color ocre y lograr la fabricación de piezas especiales que solucionaran aspectos técnicos de la obra. De esta manera, ambos materiales tendrían la armonía requerida para el proyecto.

El interés era resaltar las cualidades plásticas del concreto, moldearlo para sacar a la luz todas sus posibilidades y riquezas, para lo cual el diseño y la calidad de las formaletas de madera se volvieron fundamentales. Éstas debían ser técnicamente perfectas para resaltar las diferentes geometrías y responder a las condiciones particulares de cada espacio.

Se quería dejar el concreto a la vista para destacar la estructura, ponerla en evidencia como parte de la composición y el ladrillo para que fuera la envolvente. Los pisos, en ladrillo y con trazados que rememoran los diseños de las cerámicas Quimbayas, conducen de un espacio a otro caracterizándolo e imprimiéndole un valor particular.

Las cualidades espaciales y geométricas de los espacios se hacen cambiantes con el paso de la luz, con ella se resaltan las texturas del concreto y se crean relaciones no convencionales gracias a las transparencias y profundidades que invitan a ser descubiertas involucrando todos los sentidos. Con la arquitectura se construyó un lenguaje hecho de espacios, paisajes, agua y tiempo, construido gracias al empeño, paciencia y dedicación de todos.

Espacios arquitectónicos

Espacios Arquitectónicos Geométricos. Crédito: María Elvira Madriñán.

Después de tantos años transcurridos desde la primera fase (2003-2018) hasta la cristalización de las ideas, es muy satisfactorio saber que el Centro Cultural Universitario “Rogelio Salmona”, compuesto por un gran teatro, biblioteca, centro de ciencias, conservatorio, sala de exposiciones, cafetería, auditorio, y servicios complementarios, aportará decisivamente al enriquecimiento cultural no solo de la comunidad universitaria, sino también de la ciudadanía en general y de una amplia región de la zona cafetera colombiana.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

"En el centro cultural se concibe la arquitectura como arte y se establece una estrecha relación con el entorno urbano y regional, creando un diálogo que estimula la imaginación."

Comparte en

Conclusión

En la construcción del Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona se utilizaron técnicas innovadoras contemporáneas, como aisladores de base en la cimentación, además, intervino el trabajo artesanal y la mano de obra, como un valor y parte fundamental de la arquitectura.

Califica este artículo
Rate this article:
3.7
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Leave a comment

Name:
Email:
Comment:
Add comment