1654
sep. 28 de 2018
Calidad y aspectos técnicos
Tiempo de lectura: 4:30 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

Continuamos hablando acerca de la reparación de los pavimentos en concreto. En esta ocasión trataremos el tema de la reparación de las juntas y las tres etapas finales para llevar a cabo una reparación total del pavimento.

*Artículo cortesía del Instituto del Cemento Portland Argentino – ICPA

Reparación de un suelo de microcemento

Reparación de un suelo de microcemento. Maxresdefault.

Crédito: Wikipedia.

En la primera parte de esta entrega de información, se identificaron los parámetros que definen la realización o no de una reparación a profundidad parcial en pavimentos de concreto y se presentaron las tres primeras etapas a seguir para la realización de una reparación a profundidad parcial, a saber:

1. Demarcación del área a reparar

2. Remoción del concreto deteriorado

3. Limpieza de la superficie

En esta segunda parte, trataremos la reparación de las juntas y las tres etapas finales para llevar a cabo la actividad en su totalidad:

1. Reparación de las juntas

2. Aplicación de un puente de adherencia

3. Colocación, terminación y curado del material de relleno

4. Sellado de las juntas

Pisos-industriales-Aster

Pisos-industriales-Aster.

Crédito: Wikipedia.

4. Reparación de las juntas

Es importante que el concreto de la reparación no se adhiera al de la losa adyacente. Si esto sucede en una junta longitudinal, el alabeo o el movimiento diferencial de las losas puede causar el deterioro prematuro del parche.

De producirse en una junta transversal, al generarse la dilatación del pavimento, la fuerza expansiva de la losa adyacente se aplicará directamente sobre el parche causando su falla. En cualquier caso, se requiere la utilización de un inserto compresible u otro medio para romper la adherencia y volver a formar la junta o grieta. Estos insertos forman una pared uniforme contra la cual la junta se puede sellar adecuadamente y aíslan al parche de la losa adyacente.

Los materiales comúnmente utilizados son espuma de polietileno, fieltros embebidos en asfalto, o madera blanda.

En el caso de fisuras, se requerirá que el material sea flexible, de manera que se pueda copiar o acompañar la geometría de la grieta. La nueva junta o fisura debe tener el mismo ancho que la existente, y el material comprensible debe meterse en la misma por debajo de la profundidad de la reparación, lo cual se facilita si se hace un corte de sierra adicional de 2,5 cm de profundidad por debajo del fondo del parche.  También es recomendable que el inserto compresible se extienda lateralmente de 6 cm a 8 cm a ambos lados de los límites de la reparación. 

5.  Aplicación de un puente de adherencia

Cuando se necesite un puente de adherencia, pueden utilizarse lechadas de cemento o ligantes epoxis especialmente formulados para adherir concreto fresco al concreto endurecido.

El material debe ser distribuido sobre la superficie con un cepillo de cerda dura, cubriendo con una capa delgada y uniforme, enteramente la superficie de la reparación y sus paredes.  Debe solapar la superficie del pavimento para asegurar una adherencia adecuada.

6.  Colocación, terminación y curado del material de relleno

Material de relleno

La selección del material más adecuado para las reparaciones en profundidad parcial dependerá de varios factores:

  • Tiempo disponible para poner al servicio (abrir el tránsito).
  • Temperatura ambiente.
  • Costo
  • Tamaño de la reparación.
  • Ganancia de resistencia.

Las reparaciones pueden realizarse con concretos convencionales, concretos de alta resistencia inicial o con morteros comerciales pre-dosificados, tanto cementicios como epoxídicos. En estos últimos casos, es importante seguir al pie de la letra las instrucciones del fabricante.

Colocación y terminación

El material de relleno se debe colocar y consolidar utilizando vibradores de inmersión pequeños, eliminando vacíos en la masa y en la interfase, lo que favorecerá la adherencia y maximizará la durabilidad de la reparación. 

El proceso de acabado consiste en emparejar el material desde el centro de la reparación hacia los bordes. Esto proporcionará interfaces más parejas con la losa circundante, desarrollando una buena resistencia de adhesión.  El alisado o terminación en sentido inverso, de los bordes hacia el interior, provocará que se despegue el material de las caras del parche y se pierda la adherencia.

Un procedimiento a menudo olvidado es el sellado de la interfase del parche con la losa. Este trabajo, consiste en un pintado con lechada de cemento y agua en proporciones 1:1 (en volumen) a lo largo del perímetro del parche, formando una barrera contra la humedad en estas zonas, y contribuyendo a impedir el deterioro de la reparación.

Curado

El curado es uno de los puntos críticos en este tipo de reparaciones, debido a la alta relación entre la superficie expuesta y el espesor del material de reparación, lo que conduce a una rápida pérdida de humedad, sobre todo si se utiliza una mezcla de habilitación temprana. 

Pavimentos rehabilitados

Apertura al tránsito de puente con pavimentos rehabilitados.

Crédito: Wikipedia

7. Sellado de las juntas

Después de que el material de reparación haya ganado la suficiente resistencia se deberá proceder al resellado de la junta.  Es importante que las caras de la junta estén limpias y secas para lograr una buena adherencia del sellador con las paredes de la caja.

Resultará esencial efectuar el cajeado de la junta para proveer un adecuado factor de forma y una enérgica limpieza del reservorio (hidrolavado más arenado más soplado).  Una vez reparada la junta, se procede al sellado con las recomendaciones tradicionales para este fin.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

 

Las reparaciones en los pavimentos pueden realizarse con concretos convencionales, concretos de alta resistencia inicial o con morteros comerciales pre-dosificado (cementicios o epoxídicos).

Comparte en

Conclusión

Reparación de las juntas, aplicación de un puente de adherencia, colocación, terminación y curado del material de relleno y sellado de las juntas, son los últimos pasos por realizar para llevar a cabo la reparación de un pavimento de concreto en su totalidad.

Califica este artículo
Rate this article:
5.0
5.0
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Leave a comment

Name:
Email:
Comment:
Add comment