2596
dic. 26 de 2019
Morteros
Tiempo de lectura: 4 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

Al preparar mortero de cemento para mampostería en la obra se deben seguir buenas prácticas que garanticen el buen desempeño de la estructura. Dependiendo de los materiales elegidos para la mezcla, el proceso puede variar.

La mezcla de mortero de cemento en obra es conveniente realizarla en un sitio protegido del sol, el viento y la lluvia y de fácil acceso al almacenaje del cemento y arena. 

No se recomienda mezclar con pala, siendo lo más apropiado utilizar mezcladoras mecánicas dosificando por volumen o por peso, buscando que la arena no presente mucha variación en la humedad.

En esta mezcla es importante revisar que la arena esté limpia y libre de contaminantes como madera, hojas, basura y sobretamaños. El porcentaje pasa T200 máximo para arena natural es del 5% y para arena triturada es del 10%. El agua debe ser la mínima de tal forma que se garantice la consistencia para la mezcla ya sea para pega o pañete.

Morteros muy ricos en cemento pueden tener más resistencia y una alta retracción al secado, siendo susceptibles al agrietamiento; por el contrario, morteros pobres en cemento son ásperos y poco trabajables, además, una vez endurecidos pueden generar desprendimientos de arena.

Es recomendable humedecer previamente la mampostería (sin saturar), para evitar que esta le quite agua a la mezcla de mortero y afecte el desarrollo de resistencias.

Pie de ilustración: Tabla 1 NTC 3329

En la dosificación por volumen, la Tabla 1 de la norma NTC 3329, especifica las proporciones de cada uno de los constituyentes, dependiendo de si se van a producir con mezcla de cemento-cal o cemento de mampostería. 

Sin embargo, en Colombia se han clasificado los usos de acuerdo con la proporción en peso (no por volumen) de cemento: arena 

Los morteros 1:1 a 1:3 se deben hacer con arenas lavadas.
Los morteros 1:4 a 1:6 se pueden hacer con arenas lavadas o semi-lavadas.

Recordemos que, al utilizar cal o cemento de mampostería, se aumenta la retención de agua, incrementando el tiempo de trabajabilidad y evitando el retemplado de la mezcla, garantizando aún más la resistencia y durabilidad. 


Mortero premezclado seco

Corresponde a una mezcla empacada seca de cemento, arena y aditivos, que requiere únicamente la adición de agua y el mezclado.

Los morteros resultantes bajo este sistema pueden necesitar un proceso de mezclado más prolongado para contrarrestar la mayor afinidad de la arena secada al horno con el agua y la posterior pérdida de trabajabilidad del mortero. 

Igual que el anterior, se recomienda humedecer previamente la mampostería para evitar que esta le quite agua a la mezcla.
El uso de morteros secos viene en incremento, gracias a sus características de trabajabilidad adecuadas por 2.5 horas o más. Este tipo de morteros para mampostería viene clasificado generalmente como tipo M, S y N.

Conoce caso de éxito en uso de morteros secos en proyecto de Bogotá, Colombia.

Mortero premezclado húmedo 

Está constituido por materiales cementantes, arena, agua y aditivos, los cuales son mezclados y transportados de una planta a la obra, son llamados morteros de larga vida (en estado plástico), y permiten un almacenamiento en obra en estado fresco en recipientes plásticos como canecas hasta un término de 48 horas, sin afectar su uso en obra, debido a que su proceso de fraguado normal inicia cuando el mortero entra en contacto con las unidades de mampostería secas.


Como ventajas a resaltar se encuentran un menor desperdicio, no necesita retemplado y la obra no requiere espacio para almacenamiento de materiales como arena y cemento. Estos morteros tienen una amplia gama de posibilidades en resistencias a la compresión desde 5.0 MPa a 21 MPa, que involucran la clasificación tipo M, S, N y O.

Los morteros para mampostería no estructural como material de unión y apoyo deben ser producidos para cumplir los requisitos establecidos en las Normas Técnicas Colombianas NTC -o su equivalente a la norma internacional- y en la NSR 2010. 

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

 


 

Morteros muy ricos en cemento pueden tener más resistencia y una alta retracción al secado, siendo susceptibles al agrietamiento; por el contrario, morteros pobres en cemento son ásperos y poco trabajables, además, una vez endurecidos pueden generar desprendimientos de arena.

Comparte en

Conclusión

Ya sea que se opte por la preparación más tradicional o por aquellas más contemporáneas (morteros premezclados), la dosificación de los materiales y la consideración de la normatividad es de vital importancia para garantizar la seguridad de las estructuras.  

Califica este artículo
Rate this article:
No rating
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

¿Quieres comentar?

Este campo es requerido. Mínimo 4 caracteres.
Ingrese un email válido
Este campo es requerido. Mínimo 5 caracteres.

{{comment.AnonymName}}

Responder

{{ commentTwo.AnonymName }}

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Please login or register to post comments.

Theme picker