2590
dic. 30 de 2019
Innovación y tendencias
Tiempo de lectura: 5 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

Ofrecer soluciones de vivienda industrializada en grandes cantidades es una de las constantes preocupaciones que se presentan en el ámbito de la construcción moderna y contemporánea. En Colombia, se ha recurrido a industrializar los procesos de construcción en un intento para solventar el déficit de vivienda, con diferentes resultados. 

Este artículo hace énfasis en la importancia de la planeación y la exploración de materiales avanzados que contribuyan al propósito de construir viviendas en grandes cantidades, de manera rápida, precisa y de bajo costo.

Actualmente, Colombia enfrenta varios retos relacionados con la vivienda, en parte porque existe un déficit habitacional, que evidencia que no hay suficiente espacio listo para ocupar frente a la cantidad de población que lo necesita. 

Esta crisis ha generado preguntas y ha impulsado a constructores y otros actores de la industria a buscar diferentes soluciones que marquen una evolución de los procesos y sistemas constructivos en aras de mejorar la calidad habitacional tanto en las urbes como en las zonas rurales. 

Es así como en el país se han venido patentando diferentes sistemas constructivos, como el MPOSS del Grupo de Investigación en Mecatrónica y Diseño de máquinas de la universidad EAFIT o el sistema Ensamble patentado por el arquitecto Jaime Sarmiento Ocampo en Medellín, Colombia, por mencionar algunos. 
 
Dentro de la producción de materiales, se ha identificado también la necesidad de desarrollar productos y explorar alternativas de construcción (por ejemplo, la impresión 3D en concreto), que sirvan para alcanzar resultados de calidad en menor tiempo y que contribuyan a solucionar el déficit de vivienda. 

La industrialización de la vivienda busca automatizar procesos repetitivos. En Colombia, esto implica un fuerte cambio en la mentalidad del sector y la transformación de ciertas estructuras que han estado fijas durante años y que se han convertido en hábitos dentro del funcionamiento de esta industria.

La mano de obra suele ser el grupo más reactivo frente al cambio o a la búsqueda de innovación. Esto sucede porque, aunque se cuenta con muy buena calidad técnica, no existe una buena remuneración para este tipo de trabajo en el país. 
 

Vivienda industrializada en concreto

Fotografía: Shutter Stock. 

La planeación es la mejor ruta hacia la industrialización de la vivienda

Un correcto proceso de industrialización solo es posible a través de una buena planeación. Es allí donde se comienza a crear la coordinación de los equipos y la optimización del tiempo. 

Sí, es fundamental tener buenos materiales y una mano de obra certificada, pero también debe existir un trabajo en equipo entre todos los actores involucrados. Se necesita ser experto a la hora de hacer una labor técnica, pero también debe ser requisito tener la habilidad de concentrar todos los esfuerzos para lograr una real automatización de los procesos.
 
Solo teniendo una completa claridad sobre todas las fases que confluyen en la construcción, se puede tener un panorama realista con resultados alcanzables.

Hacer las preguntas correctas antes de llevar a cabo un proyecto es un paso clave, pues solo así puede medirse el rendimiento de cada labor. A continuación, sugerimos algunas:

  • ¿Qué materiales voy a usar?
  • ¿Cuál es mi cuadrilla para hacer un encofrado?
  • ¿Cuánto tiempo se lleva el desencofre?
  • ¿Cuándo debo retirar los puntales?
  • ¿Cuánto tiempo me llevo en cada tarea?
  • ¿Necesito hacer pruebas hidráulicas?

Cada pregunta debe llevar a entender mejor el uso de cada recurso. 

El concreto autocompactante como material para vivienda industrializada

Industrializar implica la selección de mano de obra especializada que sepa trabajar en los tiempos establecidos con los materiales específicos que se han elegido.

Comparado con los concretos convencionales, el concreto autocompactante se caracteriza por tener una mayor fluidez y una capacidad especial para moverse dentro de espacios difíciles. Hoy por hoy es una gran alternativa para optimizar tiempo, convirtiéndose en un material clave para la construcción de vivienda industrializada.

Mixer para transportar y mezclar concreto Argos Colombia

Fotografía: Shutter Stock. 

Este material tiene la capacidad de fluir en condiciones complejas donde no se puede ayudar a compactar por medio de mano de obra. Hoy en día es uno de los concretos más comerciales y aunque se usa principalmente para hacer reparaciones y construcciones con pendientes, también es una buena alternativa para la construcción de vivienda industrializada.

Aunque cuenta con los mismos componentes del concreto convencional, en su preparación se utiliza grava de menor tamaño y se usa menos agua. En su mezcla también se usan aditivos dispersantes capaces de disipar las moléculas del cemento, obteniendo un producto con mayor viscosidad. 

El concreto autocompactante ha entrado poco a poco al mercado como una opción para la construcción de vivienda industrializada al probar sus ventajas y el costo-beneficio.

Este concreto fragua o se endurece muy rápido, por eso se recomienda tener un equipo especializado y con conocimiento para su aplicación.

¿Cómo aportar el uso de concreto autocompactante a la industrialización de la vivienda en Colombia?

Usar concreto autocompactante puede ser una elección ideal para optimizar recursos, si se piensan las obras como panoramas globales donde intervienen múltiples factores.

Este concreto aporta a la industrialización de la construcción de vivienda, ya que permite un trabajo ágil y eficiente garantizando calidad, resistencia y mejores acabados. 

En la medida en que los constructores se atrevan a explorar nuevas alternativas y a elegir materiales distintos para la construcción de los proyectos, será posible generar nuevos hábitos que contribuyan con la evolución de la industria y permitan, finalmente, alcanzar una real industrialización en la construcción de viviendas.
 

Referencias:

  • Sarmiento Ocampo, J. (2017). Vivienda industrializada: antecedentes en el mundo y propuesta al déficit de vivienda social en Colombia. Cuadernos De Vivienda Y Urbanismo10(20), 79-96. https://doi.org/10.11144/Javeriana.cvu10-20.viam

    Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

Comparado con los concretos convencionales, el concreto autocompactante se caracteriza por tener una mayor fluidez y una capacidad especial para moverse dentro de espacios difíciles. Hoy por hoy es una gran alternativa para optimizar tiempo, convirtiéndose en un material clave para la construcción de vivienda industrializada.

Comparte en

Conclusión

La vivienda industrializada ha sido una de las respuestas de la industria de la construcción para solventar el déficit de vivienda en Colombia. Su evolución depende de diversos actores y factores, siendo la capacidad de innovar una de las más importantes dado que hace posible la exploración de nuevo materiales, modelos de gestión y métodos constructivos. En esta senda, el concreto autocompactante se presenta como una apuesta de la industria del concreto para ofrecer a los constructores una alternativa costo eficiente ideal para el reto de construcción de vivienda en serie. 

Califica este artículo
Rate this article:
No rating
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

¿Quieres comentar?

Este campo es requerido. Mínimo 4 caracteres.
Ingrese un email válido
Este campo es requerido. Mínimo 5 caracteres.

{{comment.AnonymName}}

Responder

{{ commentTwo.AnonymName }}

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Please login or register to post comments.

Theme picker