830
abr. 10 de 2015
Calidad y aspectos técnicos
Tiempo de lectura: 4 minutos
Comentarios: 0
Tamaño de letra
Resumen:

Una gran parte del costo de la estructura es el costo de la formaleta para columnas y muros. En esta segunda entrega se describen los principales criterios de selección del sistema de formaletería para la construcción vertical.

Las estructuras de soporte vertical tales como núcleos, torres o silos son comúnmente una actividad crítica que controla el ritmo de avance de la obra. Las duraciones que deben tenerse en cuenta son el movimiento de la formaleta piso a piso, el ensamble original, el tiempo para colocar el acero de refuerzo, el tiempo de descimbrado, y el retiro de la formaleta.

Requisitos para la precisión que hacen algunos sistemas

Crédito: Flickr – alobos life. 

Otros factores que se deben tener en cuenta son la cantidad de mano de obra requerida para retirar, instalar, vaciar y controlar el sistema, la precisión requerida en cuanto a tolerancias de plomado, la facilidad de izaje, el sistema estructural y el tiempo de grúa.

Los requisitos de precisión hacen que algunos sistemas sean mejores que otros. Por ejemplo, en torres de gran altura, los fosos de ascensores deben permanecer lo mejor plomados posible debido a los requisitos de tolerancia de los ascensores, por lo que la formaleta deberá tener un sistema que le permita mantenerse a plomo y a nivel. Si la formaleta es movida pieza a pieza, cada una debe revisarse para que esté a plomo y a nivel, lo que conlleva grandes cantidades de tiempo. Además, las cargas de viento a grandes alturas, tienden a deformar el sistema.

Otros factores que se deben tener en cuenta son la cantidad de mano de obra requerida para retirar, instalar, vaciar y controlar el sistema, la precisión requerida en cuanto a tolerancias de plomado, la facilidad de izaje, el sistema estructural y el tiempo de grúa.

Sistemas que soportan las cargas laterales

Una de las mayores características del diseño de edificios de gran altura es la necesidad de resistir las fuerzas laterales debidas a viento, sismo y otras fuerzas horizontales. Como resultado, es necesario proveer elementos estructurales especiales para resistirlas y evitar o minimizar el desplazamiento lateral del edificio.

Los requisitos de precisión hacen que algunos sistemas sean mejores que otros. Por ejemplo, en torres de gran altura, los fosos de ascensores deben permanecer lo mejor plomados posible debido a los requisitos de tolerancia de los ascensores, por lo que la formaleta deberá tener un sistema que le permita mantenerse a plomo y a nivel. Si la formaleta es movida pieza a pieza, cada una debe revisarse para que esté a plomo y a nivel, lo que conlleva grandes cantidades de tiempo. Además, las cargas de viento a grandes alturas, tienden a deformar el sistema.

El edificio puede ser uniforme o irregular

Crédito: Flickr – alobos life. 

Forma del edificio

El edificio puede ser uniforme o irregular. El diseño uniforme se caracteriza por un espaciamiento regular entre columnas y muros, alturas iguales de piso y espaciamiento uniforme de voladizos y aberturas. Por el contrario, el diseño irregular se caracteriza por posiciones irregulares de los elementos estructurales, líneas quebradas o curvas irregulares en las plantas arquitectónicas.

Especificaciones de la obra

El acabado del concreto, la rapidez de la construcción, las condiciones locales (prácticas locales, condiciones del clima y las características del sitio. Además debe revisarse el equipo de levantamiento y la experiencia del personal).

La calidad de la superficie y la apariencia son factores determinantes en la escogencia del sistema de encofrado a utilizar. Además, el concreto arquitectónico requiere una selección cuidadosa del sistema de formaletería que incluye recubrimientos más rígidos, juntas más ajustadas, acabados más lisos y más cuidado en la alineación.

Practicas locales de formaletería para la construcción

Crédito: Flickr – ET.

La ventaja más importante de utilizar determinado sistema de formaletería es la rapidez de la construcción, cuyos factores determinantes son el ciclo de piso, el ritmo de vaciado del concreto y la secuencia de construcción.

De otra parte, las prácticas locales tienen un importante impacto en el sistema seleccionado, ya que algunas requieren mano de obra intensiva.


Los sistemas de formaletería son sensibles al clima

Crédito: Flickr – Dan Mackay.

Comparte con nosotros tus opiniones e inquietudes.

Nota aclaratoria de responsabilidad: Las observaciones contenidas en este documento son de carácter informativo y deben ser aplicadas y/o evaluadas por el constructor o usuario solamente en caso de considerarlas pertinentes. Por lo tanto, estas observaciones no comprometen a Argos, a sus filiales o a sus subordinados.

Una de las mayores características del diseño de edificios de gran altura es la necesidad de resistir las fuerzas laterales debidas a viento, sismo y otras fuerzas horizontales.

Comparte en

Conclusión

Finalmente, se debe tener en cuenta que los sistemas de formaletería vertical son sensibles a las condiciones del clima. El concretovaciado recientemente vaciado es soportado por el muro ya vaciado, y la sección inferior debe ganar suficiente resistencia para sostener al concreto nuevo encima de él. El ritmo de ganancia de resistencia es afectado por la temperatura ambiente, el contenido de humedad y los ciclos de congelamiento y descongelamiento.

Califica este artículo
Rate this article:
No rating
Comparte en
Agregar a favoritos
Agregado a favoritos Eliminado de favoritos

ACERCA DEL AUTOR

{{authorSel.Nombre}}

{{ authorSel.Nombre }}

Profesión: {{authorSel.Profesion}}

País: {{authorSel.Pais}}

{{authorSel.Descripcion}}

Ver más del autor

Leave a comment

Name:
Email:
Comment:
Add comment